La Firma

Nuestra firma es el resultado de una apuesta claramente vocacional y compartida por todos sus integrantes. Sería impensable haber generado esta práctica especializada de servicios jurídicos, sin disponer de confianza en nuestras posibilidades, convicción en nuestra forma de aplicar el Derecho y una profunda creencia en el enfoque jurídico de la realidad.

Nuestra experiencia ha pasado por distintos ámbitos de responsabilidad y por uno de los mayores grupos empresariales de nuestro país en el que nació parte de nuestro equipo y por firmas de ámbito nacional e internacional, ahora bien la experiencia no sería nada sin la ilusión por desarrollar una asistencia jurídica, bajo reglas y características propias y personalizadas, en la que creemos profundamente y en la que contamos con la confianza y el respaldo de nuestros clientes.

Internacional

Prestamos asistencia jurídica internacional en proyectos de inversión, energéticos, obras públicas, infraestructuras, medio ambiente y otros. Contactamos para todos esos supuestos con firmas locales en el país en el que la inversión va a ser desarrollada. Nosotros proporcionamos asistencia bajo las reglas del derecho internacional privado y la práctica internacional y, junto a la firma local, proporcionamos un servicio integrado al cliente.

Una opción vocacional: García del Río & Larrañaga

Prescindiendo de lo innecesario

Afirmando nuestras convicciones

Defendiendo las buenas prácticas en el ámbito público y privado

10 años de la firma en Madrid

5 años de incorporación de Jiménez-Bonilla Abogados

  • Prescindiendo de lo innecesario

    Lo único importante en nuestra función es la asistencia jurídica en las mejores condiciones de eficacia, información, comprensión y trasparencia hacia el cliente. Prescindimos de todo lo innecesario, de todo lo que dificulte o distraiga el único objetivo que es la práctica del Derecho. Nuestra firma no es un fin en si mismo, sino un medio para hacer aquello que nos define y apasiona. Por eso, nuestros procedimientos internos son seguros, sencillos y ágiles en un contexto de flexibilidad y adaptación a las necesidades de nuestros clientes.

  • Afirmando nuestras convicciones

    Creemos en una determinada forma de hacer las cosas y la defendemos. Nuestros escritos nos identifican y nuestra obsesión por la claridad nos define. Creemos en marcos contractuales ciertos y seguros eludiendo conceptos indeterminados y semilleros de conflictos y creemos en el proceso como última solución a las situaciones de conflicto. Creemos en la estrategia y en las posibilidades que ofrece el conocimiento y el estudio del Derecho y ponemos todo ello a disposición de nuestros clientes.

  • Defendiendo las buenas prácticas en el ámbito público y privado

    La sociedad demanda nuevas y buenas prácticas en los ámbitos público y privado. El compromiso con la más eficaz defensa de nuestros clientes, exige la preservación de una política de valores, que de seguridad y certeza a nuestros clientes.

  • 10 años de la firma en Madrid

    Nuestra firma nació en Madrid hace diez años, habiendo consolidado una práctica reconocida y solvente muy especialmente en el ámbito de la empresa. 
     

  • 5 años de incorporación de Jiménez-Bonilla Abogados

    La incorporación de la firma sevillana Jiménez-Bonilla Abogados refuerza nuestra presencia en el sur de España y, sobre todo, prácticas esenciales en materia de derecho público y empresa.

Noticias y publicaciones

Tweets